Bienvenido al sitio de presentación del proyecto PARCOURS

Patrimonio Cultural y Restauración-Conservación: Ontología para el Uso de un Repositorio Común para las Diferentes Fuentes de Datos

El proyecto PARCOURS, realizado bajo la égida del laboratorio de excelencia PATRIMA de la Fondation des sciences du patrimoine, se inscribe en el marco de la puesta en marcha de un sistema de información para las ciencias del patrimonio, orientado a los datos de la restauración de la conservación, que integra las fuentes de datos sobre este tema desarrolladas en los laboratorios de conservación asociados a PATRIMA, así como los datos de análisis producidos por la plataforma PATRIMEX.
El proyecto PARCOURS es una ontología de aplicación cuyo objetivo es proporcionar un punto de referencia común que facilite el intercambio de información entre los diferentes actores de la conservación y la restauración. Este intercambio de información puede conducir a una mejor toma de decisiones y a intervenciones más apropiadas.

Para ofrecer a los actores de la conservación-restauración medios adecuados que les permitan encontrar, acceder, recuperar y enlazar sus datos comunes, el objetivo es confiar en la web semántica y la integración de datos. Estas dos tecnologías ofrecen ahora soluciones adaptadas para hacer interoperables los datos heterogéneos de diversas fuentes. El enfoque elegido para hacer interoperables los datos de conservación y restauración puede resumirse en dos pasos principales.
La primera fase consiste en una fase de modelización conceptual para describir y comprender la semántica de los datos producidos durante un proceso de conservación-restauración. El resultado de esta modelización es el diseño de una ontología capaz de ofrecer un marco consensuado para la representación formal de los datos de conservación-restauración.
En la segunda fase, esta ontología se implementa en un sistema de integración de datos. Esta última es una infraestructura construida para consultar simultáneamente diferentes datos de conservación-restauración sin preocuparse de la estructura de los datos que se están consultando, ni de sus fuentes de origen y menos aún de la forma precisa en que se construyen las consultas.
La construcción de esta ontología para los datos de conservación-restauración siguió cuatro fases principales: adquisición de conocimiento; análisis; conceptualización; evaluación y validación. Tras la adquisición de conocimientos de expertos en la materia, en particular de conservadores, restauradores y científicos que trabajan en diferentes centros, una fase de análisis de la información recogida permitió medir el grado de complejidad del flujo de conocimientos generado por un proceso de conservación-restauración (multidisciplinaridad, volumen, heterogeneidad, etc.). A continuación se adoptaron los mejores enfoques metodológicos para llevar a cabo eficazmente la fase de conceptualización, aprovechando en particular los recursos ontológicos existentes.

El primer componente de esta arquitectura es el CRM de CIDOC. Esta ontología ya tiene un consenso sobre la modelización del conocimiento del patrimonio: estamos construyendo sobre este hecho para construir una conceptualización específica en el campo de la conservación-restauración. El desarrollo y estructuración de esta conceptualización será llevado a cabo por las ontologías CRMsci y CRMcr (nombre provisional de la parte PARCOURS). Estos dos componentes constituyen el corazón de la arquitectura. Estamos reutilizando CRMsci, que ya es una extensión de CIDOC, para describir el conocimiento relacionado con las medidas científicas observadas en el proceso de conservación-restauración; CRMcr también se construirá haciéndolo compatible con CIDOC, para modelar los conceptos básicos del dominio, así como todo el proceso que conduce a la conservación y restauración de objetos patrimoniales. Estas tres ontologías también definirán relaciones características que permitirán el uso de tesauros en arquitectura.
El trabajo conceptual realizado a partir de esta arquitectura constructiva condujo a la definición de un modelo fáctico y multidimensional. Este modelo “ve” el bien cultural como el centro de gravedad de los datos de conservación-restauración y articula el flujo de conocimientos generado por un proceso de conservación-restauración en torno a los acontecimientos que se producen en la vida del bien. También sitúa estos eventos en un contexto espacio-temporal y propone relaciones que les permiten interactuar.

Más concretamente, como se articula, la ontología PARCOURS permite describir..:

  • las interacciones entre la información que emerge de un bien cultural (tipología, forma, dimensiones, constitución material, ubicación, estado de conservación, etc.);
  • conocimiento (origen, naturaleza, factor), fenómenos naturales o no naturales (alteración, degradación, envejecimiento) que afectan a este bien en un momento dado;
  • los conocimientos y la información que pueden aportar los estudios científicos (diagnóstico, análisis, muestreo, etc.) realizados sobre el bien cultural;
  • los medios materiales utilizados (instrumentos de análisis, diagnóstico, toma de muestras, etc.);
  • información sobre los tipos de intervención (conservación, restauración, conservación preventiva, etc.) realizados en el bien;
  • conocimiento de los diferentes actores (conservadores, restauradores, científicos, etc.) implicados en este proceso de conservación-restauración.

La arquitectura prevista en PARCOURS no tiene por objeto centralizar los datos en una única base de datos, sino integrar de manera distribuida las fuentes de información sobre el patrimonio orientadas a la conservación y la restauración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.